Las ventas de coches usados alcanzarán 1,75 millones de unidades en 2012

Las ventas de vehículos de ocasión cerrarán el presente ejercicio en España con un volumen de 1,75 millones de unidades, lo que supondrá un leve incremento del 1% y permitirá que la relación de ventas de coches usados y nuevos se sitúe en 2012 en su máximo histórico de 2,3 a 1, según el presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), Juan Antonio Sánchez Torres.

Sánchez Torres, en un encuentro con motivo de la celebración del XVI Salón del Vehículo de Ocasión, señaló que este ratio previsto de 2,3 automóviles usados por cada uno nuevo para el conjunto del año se debe más al hundimiento de la demanda de automóviles nuevos que al crecimiento del mercado de usados.

Así, indicó que desde el inicio de la crisis los coches de segunda mano han ido ganando protagonismo y se han convertido en la primera opción para cuatro de cada diez compradores. “La gente compra lo que puede pagar, porque no hay financiación, ya no hablamos de un coche para colectivos inmigrantes, jóvenes o mileuristas”, afirmó, al tiempo que aseguró que la gente se está viendo obligada a pagar al contado.

A pesar del incremento previsto de las entregas de coches usados, Sánchez Torres subrayó que la crisis económica está provocando que los consumidores se decanten cada vez más por coches de mayor antigüedad, ya que son más baratos, pero que tienen un efecto negativo sobre el medio ambiente y la seguridad vial.

Así, destacó que, si no se hace nada para remediarlo, la previsión es que los coches de más de diez años alcancen el 45% del parque total en España en 2012, lo que le convierte en el más antiguo de Europa, por delante incluso de Grecia.

Por ello, solicitó la puesta en marcha de un plan de rejuvenecimiento del parque automovilístico por parte del Gobierno que permita sacar de las carreteras los coches más antiguos y también dinamizar un sector “estratégico”, ya que posibilitaría un aumento de 0,5 puntos del PIB. Sin embargo, indicó que la predisposición de la Administración “es buena”, pero no cuenta con presupuesto.

Igualmente, el presidente de la organización apuntó que la previsible subida del IVA “no impactará negativamente” en la demanda de coches usados, ya que los precios no se verán alterados por este aumento impositivo.

“Esta medida podría convertirse incluso en una fortaleza para el mercado de ocasión, que ganará fuerza como alternativa de compra al de nuevos, en el que una subida de entre dos y tres puntos del IVA se traducirá en un alza de entre 450 y 650 euros de media”, añadió.

CINCO PRIMEROS MESES.

El máximo responsable de Ganvam afirmó que durante los cinco primeros meses del año las entregas de coches usados en el mercado español se situaron en un total de 650.114 unidades, lo que se traduce en un retroceso del 3,1% frente a los datos del mismo período del año precedente.

El volumen de negocio estimado por parte del sector de la distribución de vehículos de ocasión en España se situó en 3.545 millones de euros en los cinco primeros meses del año, un 3,9% menos que en el mismo período de 2011.

Desde Ganvam señalaron que el 58% de las ventas de coches de ocasión corresponden al canal de particulares, mientras que el 25% se producen en las redes oficiales, el 11% en vendedores independientes y el 6% en empresas de alquiler.

Los datos de la Asociación contemplan que 81% de los compradores de este tipo de vehículos hasta mayo fueron particulares, con 526.593 unidades adquiridas, mientras que el 16,9% del total fueron empresas (109.869 unidades) y el 2,1% restante fueron firmas de ‘rent a car’ (13.852 unidades).