Trucos para ahorrar combustible

En los últimos meses el precio del combustible no ha parado de batir records y parece que seguirá en esta senda, y es que últimamente se ha convertido en uno de los gastos más importantes para los que usan el coche a diario.

En este artículo os vamos a dejar algunos trucos que circulan por la red que cada uno libremente puede utilizar para ahorrar combustible y no como imposición del gobierno, que nos obligaba a circular a 110 km/h en las vías rápidas.

Conducción eficiente:

  • Al arrancar no pises el acelerador. En el caso de los motores de gasolina inicia la marcha inmediatamente después del arranque y en los Diesel conviene esperar unos segundos antes de iniciar la marcha.
  • La primera marcha sólo para inciar la marcha. Cambia a segunda a los dos segundos o seis metros aproximadamente.
  • Al inicio, velocidad moderada y acelerando progresivamente hasta que la temperatura alcence su punto óptimo de funcionamiento.
  • Circula a unas 2.000 ó 2.500 revoluciones por minuto en coches de gasolina y a unas 1.500 ó 2.000 revoluciones por minuto en los Diesel.
  • Evita frenazos y aceleraciones bruscas.
  • Moderar la velocidad, ya que además de mejorar la seguridad, por encima de los 100 km/h el consumo de combustible se multiplica.
  • Apaga el motor del vehículo en paradas superiores a un minuto.
  • En cuesta abajo, marchas largas y sin acelerador, en los coches modernos el consumo es cero.
  • Al subir una pendiente, utiliza la marcha más larga posible, pisando el acelerador lo justo para mantener la velocidad.
  • No conduzcas con las ventanas bajadas.
  • Utilizar el aire acondicionado sólo lo imprescindible.
  • Evitar las bacas y elementos exteriores que ofrecen resistencia al viento.
  • Mantener en buen estado el motor: aceite, filtros de aire, filtro de combustible, bujías …
  • Vigila la presión de los neumáticos, una presión inferior a la recomendada incrementa el consumo y una presión superior provoca un desgaste irregular en las ruedas.

A la hora de repostar:

  • Llenar el depósito por la mañana temprano. 1 litro echado a baja temperatura se expandirá cuando suba la temperatura y es como si hubieras echado más combustible.
  • Llenar el depósito apretando el manillar del surtidor sin llegar al máximo. Si llenas el depósito apretando la manilla al máximo un cierto porcentaje del líquido que entra en el depósito se transforma en vapor y vuelve por la manguera del surtidor al depósito de la estación.
  • Llenar el depósito antes de que este baje de la mitad para que haya menos aire en el depósito. A mayor cantidad de aire más combustible se evapora. Los grandes depósitos cisterna de las refinerías tienen techos flotantes en el interior, manteniendo el aire separado del combustible, con el objetivo de mantener la evaporación al mínimo.
  • No llenar el depósito cuando se están rellenando los tanques de la gasolinera ni inmediatamente después, ya que han removido los sendimentos del fondo y corres el riesgo de reportar combustible sucio.